Finalización de su inscripción

Para validar su inscripción, introduzca el código de 6 dígitos que acabamos de enviarle por correo electrónico.
Código
X Finalización de su inscripción

Utilización de cookies

Este sitio utiliza cookies para optimizar su experiencia de usuario. Si sigue navegando por este sitio, entonces aceptó esta utilización. Para más información sobre los cookies, consultar nuestra política de confidencialidad.
[A - Z]
ionicons-v5-a ionicons-v5-a
Láminas transversales
Suspensión de la lanza
La suspensión de enganche mediante varias láminas clásicas o parabólicas es una solución sencilla y económica que proporciona un verdadero confort de conducción. En efecto, ofrecen un buen recorrido de la lanza sin deformar la línea de tracción del vehículo, al tiempo que proporcionan una mayor estabilidad.
Silentblock
Suspensión de la lanza
El tipo de suspensión «silentblock» es la solución más económica y sencilla del mercado. Consiste en un bloque de varias capas de goma y ofrece una sensación de suspensión relativamente básica. Su principal ventaja es su capacidad para absorber las vibraciones del vehículo. Su diseño permite variar el ángulo de la parte delantera de la máquina y, por tanto, cambiar el peso sobre el tractor.
Suspensión oleo-neumática
Suspensión de la lanza

Esta suspensión de la lanza, compuesta por dos cilindros hidráulicos de doble efecto con una bola de nitrógeno, proporciona una flexibilidad excepcional y es la suspensión de lanza más eficaz. Además, cuando se conecta al distribuidor del tractor, influye activamente en la inclinación de la máquina y, por tanto, transfiere más o menos carga al enganche del tractor. Se puede gestionar y controlar directamente desde el tractor, a través de la caja de control o mediante nuestras soluciones ISOBUS. Un dispositivo opcional de nivelación automática garantiza que se pueda encontrar el ajuste ideal de la suspensión en cualquier momento.

Esta suspensión de la lanza está compuesta por dos cilindros hidráulicos de doble efecto en circuito cerrado acompañados de dos bolas de nitrógeno. Además de ser económica, proporciona una notable flexibilidad a la hora de viajar con carga y es una de las soluciones más cómodas y eficaces. Gracias al principio de circuito cerrado, no requiere una conexión hidráulica permanente al tractor. Se trata, por tanto, de un sistema automático y autónomo.